Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

    Autodiagnosis

    Se basa en:

    • Leer y borrar la memoria de errores, visualizar parámetros del sistema y el estado de la centralita.
    • Activación, ajustes y configuraciones para asegurar una reparación completa.
    • Eliminación del indicador del servicio de mantenimiento o de los sistemas del airbag.
    • Configuración de las centralitas, llaves y telemandos.
    • Y un diagnostico completo de todo dispositivo electrónico: gestión de motor, control de estabilidad, seguridad airbag y ABS, ordenador, clima, cambio, dirección, CAN,…

    Testigos Luminosos

    Los testigos luminosos es la forma que tiene tu vehículo para comunicarse contigo, es muy importante que sepas interpretarlos:

    Si se enciende en marcha indica un fallo en el sistema de frenado.

    Testigo de alerta de la temperatura del líquido de refrigeración: Se apaga cuando el motor gira. Si se enciende en marcha, indica un aumento de la temperatura del líquido de refrigeración. Detente y deja girar el motor al ralentí durante uno o dos minutos. La temperatura debe disminuir. Si no, detén el motor, déjalo enfriar y comprueba el nivel del líquido de refrigeración. Si el nivel es normal, tienes una avería.

    Testigo de precalentamiento: Con el contacto puesto, debe encenderse; indica que las bujías de precalentamiento están funcionando. Se apaga cuando se obtiene el precalentamiento, el motor puede arrancar. Sólo aplica para vehículos con motor Diesel. Si permanece encendido o si se enciende circulando, señala un fallo eléctrico o electrónico del motor.

    Testigo de presión de aceite: Si se enciende en color amarillo significa revisión de mantenimiento de aceite. Si se enciende en color rojo en marcha, hay que detenerse inmediatamente y apagar el vehículo. Comprobar el nivel de aceite. Si el nivel es normal, la causa es otra, consulta rápidamente con tu taller de confianza.

    Testigo de carga de batería: Debe apagarse cuando el motor gira. Si se enciende en marcha, indica una sobrecarga o una descarga del circuito eléctrico. Detente y contacta con tu taller de confianza.

    Testigo del airbag: Se enciende al arrancar el motor y después se apaga pasados unos segundos. Si no se enciende al poner el contacto o si se enciende con el motor girando, señala un fallo del sistema. Solo lo tienen vehículos que cuenten con este dispositivo de seguridad pasiva.

    Testigo de avería motor: Con el contacto puesto debe encenderse y apagarse a los pocos segundos. Si permanece encendida o intermitente es posible que el vehículo tenga una avería en el motor, en ese caso es necesario llevarlo al taller para proceder a hacerle una autodiagnosis.